Historia
Pedro Vigne
Un predicador convincente

Pedro Vigne nace en Privas el 20 de Agosto de 1670. La armonía  que existe entre sus padres le proporciona una vida familiar feliz.
A los once años, su espíritu es ágil y despierto. Viéndole así, el cura le pide asumir algunas responsabilidades en la parroquia de Santo Tomás.

  

El 18 de Septiembre de 1694 recibe la ordenación sacerdotal  del Obispo de la diócesis de Viviers. A los 24 años y medio es nombrado coadjutor de Saint-Agrève
En esta primera vivencia del ministerio sacerdotal es, desde la meditación de la Palabra de Dios y cerca de la Presencia Eucarística, que nace en su propio corazón la caridad que se concretiza en servicio al prójimo. Será siempre la fuerza de su sacerdocio. Se da por completo a su tarea pastoral. Es fácil imaginar la energía que va a emplear durante seis años para acercarse a la gente sencilla de esta meseta, descubrir sus pobrezas, avivar su fe y trabajar para la unidad de la Iglesia.

Un misionero decidido


En 1700 deja Saint-Agrève y entra  en los Lazaristas. Esta Congregación se dedicaba entonces a las misiones populares. Después de un tiempo de  probación  sus Superiores le envían a predicar con otros compañeros, en la región de Lyón y hasta Béziers. Con estos misioneros conoce y ejerce los métodos de los hijos de San Vicente de Paúl, aplicando lealmente las reglas dadas por arduas que puedan parecerle. En 1706  deja la Congregación.
                             
Pero su entrega misionera  sigue con  fervor, particularmente en las regiones del Dauphiné y Vivarais. Sus misiones son muy apreciadas y seguidas  por mucha gente y hasta multitud. Elogian a este predicador tan convincente. Como su predicación, el contacto directo con la gente es anuncio del Evangelio, del Amor de Dios.  ¿Su opción, o su método? Él mismo lo define: « Nuestra parte sólo debe ser paciencia y dulce caridad, que es un medio admirable para ganar a los más endurecidos ». Lo vivirá así hasta su muerte en 1740.

 

En 1712 llega a Boucieu-le-Roi. Será el lugar de dos grandes realizaciones :
el gran Vía crucis ;
la fundación de la Congregación del Santísimo Sacramento a partir del 30 de Noviembre de 1715.